Paramount Parks llega a Murcia, lo que nadie te quiso contar

El gran estreno del mes de septiembre. El cuento, protagonizado por la caspa política regional de Murcia, bancos y cajas con sendos pufos de Polaris World, y el místrico (por aquello de hacerse rico con pelotazos místicos) Mr Samper. No se proyectará en cines sino sobre el terreno. Todo un remake del clásico español.

Los medios desinformativos hablan de la creación de 20.000 a 40.000 puestos de trabajo, de un incremento a la enésima potencia del turismo, de lluvias del áureo metal… Descubra aquí la verdadera historia

La banda sonora de Paramount Parks en España

Al contrario de lo anunciado a bombo y platillo, Paramount sí que había estado en Europa, más cerca aún, había estado en España. Todavía más cerca, nuestro precedente se encuentra en la vecina Alicante.

La historia de la quiebra de Terra Mítica es una historia de turbiedad político-empresarial. Es decir, una historia del día a día del pelotazismo español. 450 hectáreas de terreno no urbanizable en zona de especial protección forestal arden en 1992. En el 96, se crea la sociedad pública Parque Temático de Alicante, S.A., que resultará beneficiaria de la expropiación de esos diez millones de metros cuadrados a sus legítimos propietarios, para repartir acto seguido las concesiones entre los amigotes de turno: 2500 plazas hoteleras, dos campos de golf, un parque de naturaleza y el parque temático.

Terminadas las obras, que se llevaron a cabo y completaron sin cambiar la calificación del suelo -sigue a día de hoy siendo no urbanizable- para evitar pagar la justa indemnización a los antiguos propietarios del mismo, se inaugura el parque en el año 2000, firmándose en 2002 un contrato con Paramount Parks para que cediera al mismo su imagen de marca a cambio de dinero, con la esperanza de que aquello aumentara las visitas. El éxito fue de tal magnitud que en el año 2004  se rompió el contrato pues el parque ya acumulaba 100 millones de euros de pérdidas y entraba en su primera suspensión de pagos: Había nacido una estrella.

En realidad, los problemas de deuda de Terra Mítica venían ya casi desde el momento de su construcción. La sociedad estaba participada en un 40% por Caja Madrid y Caja de Ahorros del Mediterráneo, en un 20% por la Generalitat Valenciana y dividido el 40% restante entre otros accionistas entre los que destacaba Enrique Ortiz. Por ello no sorprendió a nadie que fuera este último el encargado de construir el parque. Más sorprendente fue que el precio de las obras se disparara desde los 240 millones inicialmente presupuestados hasta los 376 milloncejos finales, escándalo por el que Ortiz se vio en los tribunales acusado de fraude fiscal, estafa y falsedad en documento en un procedimiento que el Tribunal Superior de Justicia -si no existieran, habría que inventarlos- de la Comunidad Valenciana terminó anulando por errores procedimentales de Hacienda.

En medio de este proceso judicial y alguno más, la deuda de Terra Mítica en 2006 había alcanzado los 260 millones de euros. Pero Terra Mítica ya era en aquel momento too big to fall, así que lo que tenía que pasar, pasó: Se venden los terrenos de expansión del parque por 240 millones de euros y de este modo se obtienen beneficios por valor de 60.000 euros. Pero Terra Mítica aún podía ser más exprimido y, en el año 2007, se venden terrenos por valor de otros 20 milloncejos de euros, además de crearse una división para organizar banquetes, cenas de empresa y bodas dentro del parque.

Pero no perdamos la pista de lo importante: De los 260 millones de euros que se obtienen por los terrenos, más de 200 son puestos encima de la mesa por Enrique Ortiz. ¿Encima de la mesa? No exactamente. Tras adjudicarse los terrenos y una vez asegurarse que en los mismos se podrían construir 2000 chalets, un complejo hotelero y otra serie de equipamientos,  Ortiz cedió parte de ellos a otras empresas hasta quedarse él mismo con terrenos valorados en 85 millones de euros y plusvalías desconocidas.

La empresa se plantó a finales de 2009 con una deuda acumulada de 16,9 millones de euros de los que la Generalidad se hizo cargo de 15. Definitivamente, aquello había tocado fondo, la gestión pública de la sociedad había fracasado y la generosa vaca de las comisiones y los negocietes al calor de la cosa pública amenazaba con morirse tras haber sido ordeñada hasta el escándalo: Era hora de buscar un gestor privado al que endosarle el parque, pero la casta política local no quería a un empresario de fuera gestionando Terra Mítica.

Finalmente, ha sido un empresario local, Georges Santa María el que a través de su sociedad Aqualandia, S.A. es propietario de los rentabilísimos parques temáticos de Aqualandia y Mundomar ha alquilado las instalaciones del parque para un periodo de 5 años con opción a compra. ¿Primera medida? Obligar a Terra Mítica a realizar un ERE sobre la mitad de los 108 empleados fijos del parque, que son básicamente los de de oficinas y dirección, mientras los más de 300 fijos discontinuos se mantendrán casi en su totalidad.

Lo segundo que han detectado los nuevos inquilinos del parque es que Terra Mítica tenía facturas de agua por valor de 800.000 euros/año... cuando sus propios parques acuáticos las pagan por 200.000. Diez años de fugas de agua ininterrumpidas. Es el estilo soviet de gestionar que tienen las entidades públicas.

- ¿Y dice usted que en Terra Mítica sobraban 54 personas en cargos de oficina y dirección?

Emmm.. sí.

- ¿Y dice usted que Terra Mítica llevaba una gestión desastrosa que le ha convertido en una máquina de acumular pérdidas pese a estar en una de las regiones punteras del turismo español?

Pues... sí.

- ¿Y dice usted que que hubo un sobrecoste de 137 millones en la construcción del parque, que esa diferencia se la embolsó uno de los socios y que además fue el mismo socio que se quedó con la mayor parte de los terrenos que se expropiaron para posibilitar la expansión del parque y que han terminado siendo recalificados para construir chalets y hoteles?

Exactamente lo que he contado, sí.

- ¿Y dice usted que todo esto se hizo en una empresa en la que la Generalidad tenía el 20% del capital y dos Cajas de Ahorros afines sumaban el 40% restante?

Así es. En el Registro Mercantil figura.

- ¿Y cómo es que nadie más se ha apuntado a este fabuloso chollo?

Eh, oiga, espere. Que eso sí que yo no lo he dicho. Hace días saltó la noticia de que Paramount planea montar un parque en Murcia. Eso sí, la multinacional americana viene ya maleada de Terra Mítica y, al igual que ya hiciera en Benidorm, no pondrá ni un euro y se limitará a cobrar por ceder su imagen de marca.

Así se hacen negocios en España.

En en el caso de Terra Mítica el vehículo utilizado fue la sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana, en el caso del futuro parque de Murcia la sociedad Proyectos Emblemáticos Murcianos. Demasiado parentesco en fondo y forma.

Extraído de http://laopiniondelcuco.blogcindario.com

¿Te ha sido útil esta web?

Deja una pequeña propina al autor! ¿Aún no sabes qué es Bitcoin?

1Mojitovwnpokdo8uLXvG93pEhBF6MNFoo

  • Cartapenero

    Si si si!
    La Paramount ya esta aqui!!